Comparte con otros lo que crees que pueda interesarles

La era en la que vivimos se llama “de la información” , no en vano, a diario recibimos ingentes cantidades de datos, infinitamente más que hace tan sólo unos cuantos años. Por otra parte, ahora es más fácil que nunca compartir esa información. Además, por todos es sabido la situación económica que se vive en España y otros países.2012-07-08 22.02.25

A la vista de esto, te propongo que practiques lo que yo llamo el “comparting“. Se trata de hacer llegar a otro la información que tú tienes y crees que puede serle de utilidad. Así de simple. Sé que muchos de vosotros ya lo hacéis, pero a los que aún no lo practiquen, les animo a que lo hagan cuanto antes.

Beneficios

Son evidentes, principalmente para el que recibe la información: tendrá en su poder datos que, de no habérselos hecho llegar tú, podrían no haberlos recibido nunca. Y esa información puede que sea muy importante o que, simplemente, ayude a un proyecto que éste tiene entre manos. Todo sirve. Y si no, se borra y punto.

También para el que lo envía tiene beneficios. El primero es que se siente realizado y con la sensación agradable de ayudar a otro. Pero, además, está sembrando generosidad y, muy probablemente, recogerá frutos. Es decir, él también recibirá información que le interese en algún momento.

Y, por otra parte, ambos están relacionándose y manteniendo el contacto. Algo que laboralmente se llama “networking” y fuera de ese entorno son relaciones sociales. Aunque, bien es cierto, que aunque la información que se comparta no sea de tipo laboral, mantener relaciones con diferentes personas puede desembocar en contactos profesionales en un futuro.

Normas de uso del “comparting”

  1. Se hará llegar a otro información que uno crea que le puede interesar. No se trata de bombardear con “basura informacional” (como presentaciones absurdas de power point).
  2. Se acompañará la información con, al menos, un “por si te interesa” y se dirá la fuente (“lo vi en el periódico tal día”, etc.), para que pueda ser contextualizada debidamente.
  3. Cuando se reciba, se agradecerá. Esto es fundamental, así la persona que lo envía sabe que lo ha recibido y que, además, se ha tomado la molestia de escribir un “gracias”. Es reconfortante cuanto menos.
  4. Si es algo que no deben ver más personas que la propia interesada, se hará por privado. Siempre.
  5. No se debe “molestar” a la persona a la que se le quiere hacer llegar la información. Me refiero a comprometer a esa persona para que quede contigo en persona y darle los datos o llamar por teléfono sin un motivo realmente de peso. El “comparting” debe hacerse de manera desinteresada y discreta. Se deja la información a disposición del otro y que sea él quién proponga otro tipo de actuaciones para ampliarla si lo cree necesario (y, por supuesto, nosotros aceptaremos si queremos). El tiempo de las personas es muy muy valioso y se debe respetar. Llamadas de teléfono innecesarias (me refiero a cuando se pueden usar otros medios en su lugar) o el típico “quedamos para tomar un café” implican tiempo invertido y hay que pensarlo mucho antes de emprender esas iniciativas.  No siempre merece la pena, ni para uno, ni para otro.
  6. Se puede practicar con todo aquel que tengas contacto, sea por la vía que sea. Lo conozcas personalmente o no. No tiene por qué ser con gente que tengas mucha relación, el “comparting” se puede hacer con cualquiera; siempre será bienvenido.

Es más, practicar “comparting” con personas que no pertenecen a nuestro entorno más cercano es muy enriquecedor. Porque en nuestro círculo solemos tener la misma información; sin embargo, con ésta práctica podemos acceder a datos que manejan otros entornos.

Pide, no pasa nada

Parte del “comparting” es pedir. No estoy hablando de comprometer a otras personas exigiendo contactos para empleos o cosas similiares. Me refiero a solicitar, de manera educada, información que creamos que otro puede tener y que a mí me vendría bien poseer.

Y si no me la dan, no pasa nada. Lo agradeceré igualmente con educación. A veces, la información es poder y es comprensible que se niegue.

¿Cómo lo hago? Algunas ideas.

El “comparting” se puede practicar de muchas maneras. Por ejemplo:

  • Si la información está en papel, haciendo una foto y enviándola vía digital a quien crea que le puede interesar.
  • Por Facebook, compartiendo y enlazando en los comentarios mediante la @ a quién corresponda.
  • En Twitter mencionando a la persona que sea y añadiendo el enlace de donde está la información.
  • O bien por correo electrónico (si quieres saber algunas cosas sobre cómo escribir buenos e-mails, pincha aquí).
  • La aplicación para móvil Whatsapp es una muy buena manera de compartir información de manera rápida, fácil y gratuita.

Y tú, ¿Te animas a practicar el “comparting”?

 

 

 

Anuncios

Siéntete libre de decir lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s