Ponerse en marcha por las mañanas: todos los secretos (parte II).

Continuamos con la saga de activarse por las mañanas…

5. Vestirse para el día 2012-04-10 19.53.16

Aquí también es fundamental la preparación la noche de antes. Consulta la previsión metereológica y déjate preparada la ropa que vayas a ponerte al día siguiente de acuerdo con ello. Yo iría lo más allá posible: deja listos también los complementos, la ropa interior, los accesorios del pelo (si los usas:) ), etc. Así cuando vayas a vestirte, sólo tendrás que ponértelo e invertirás menos tiempo que si tuvieras que pensar en combinaciones de ropa, en elegir complementos y demás.

Los expertos en productividad recomiendan usar para el trabajo ropa en las mismas gamas de color, que sea facilmente combinable entre sí. Y también para los niños; además, para ellos, es fundamental que sean lavables en la lavadora sin más complicaciones.

6. En el cuarto de baño

Dicen que el aseo debía tener al menos una cosa que te ilusionase: una toalla mullidita, una radio con tu emisora favorita o un buen ambientador. Yo además, recomiendo que lo tengas todo lo más a mano posible: útiles para afeitarte, maquillarte, peinarte, asearte… Todo repuesto ya de antemano (no es grato tener que perder el preciado tiempo de la mañana intentando sacar algo de pasta de dientes del tubo…) y fácil de coger y usar.

7. a) Saliendo de casa

Aquí también la preparación la noche anterior es fundamental. Deja en la entrada todo lo que necesites llevarte: bolso -si te interesa saber cómo organizar el bolso o mochila, echa un vistazo aquí-, bolsa de la comida (sin la comida, pero te servirá de recordatorio)*, paraguas (si hace falta), libros, etc.

*Llevar la comida de casa al trabajo: para que sea más rápido, deja también preparada la comida que te vayas a llevar ya envasada y lista en el frigorífico. Que sea sólo cogerla, meterla en la bolsa y listo. (aquí encontrarás ideas para el taper).

Si eres de los que suele olvidar cosas en casa (llaves, móvil, cabeza…) te aconsejo que te hagas una “lista de control” o “checklist” donde anotes todo lo que debes llevar siempre cuando salgas de casa. Al cabo de un tiempo no será necesario que ni que lo consultes.

Truco para sencillistas: deja las llaves siempre en el mismo sitio, a ser posible en la entrada y en algún recipiente “especial” (una cesta de color, una cajita, etc), así será un acto reflejo dejarlas y cogerlas de ahí y será más difícil que las olvides.

7. b) Sin salir de casa

Puede que tu rutina diaria implique trabajar o estudiar sin salir de casa. Si éste es tu caso, te recomiendo la entrada que escribimos sobre ello.

8. En la tarea

Ya estás en el trabajo o ya ha comenzado tu jornada en casa; el caso es que tienes que ponerte en marcha.

Para hacerlo bien y pronto, lo mejor es… sí, ¡la preparación! Dejar la jornada anterior anotado todo lo que debemos hacer (sí, anotado, ¿que no te hace falta? ¡no me lo creo!). Puedes usar el método que más te convenga; pero en cualquier caso, deberías tener claro qué debes hacer ese día. Te aconsejo que eches un vistazo a la entrada sobre el uso de la agenda, está aquí.

Para que todo vaya sobre ruedas, si trabajas en una mesa de oficina o la tienes en tu casa, lo mejor es que esté despejada. ¿Cómo hacerlo? Consulta esta entrada y para mejorar tu lugar de trabajo, ésta otra . 🙂

Anuncios

Un pensamiento en “Ponerse en marcha por las mañanas: todos los secretos (parte II).

  1. Pingback: Ponerse en marcha por las mañanas: todos los secretos (parte I). | Sencillo es mejor

Siéntete libre de decir lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s