Secretos para decir “no” – Parte II

Cómo decir que “no” y no morir en el intento

Antes de precipitarte a aceptar algo, plantéate algunas preguntas:

1. ¿Me acerca a mis objetivos?

2. ¿Me apetece?

3. ¿Lo hago porque quiero? (¿o lo hago por complacer a otros?)

4. ¿Es realmente lo que quiero? (quizá puedes esperar a que llegue lo que de verdad quieres).

5. ¿Había adquirido antes otro compromiso que tengo que romper por aceptar este?

6. ¿Es coherente con mis principios?

7. ¿Tengo tiempo para llevarlo a cabo en este momento de mi vida?

Y todas aquellas cuestiones que sirvan para poner en la balanza y ver si te compensa o no aceptar algo. Si la respuesta es que no, y tienes que negarte puedes utilizar alguno de los “trucos” que nos ofrece el libro Simplifica tu vida que mencionamos en la primera parte de estas dos entradas:

“Deme un tiempo para reflexionar”: se trata suavizar tu negativa dando a entender al otro que has valorado su propuesta debidamente. Aunque mi consejo es que si lo tienes claro, dilo. Educadamente, pero en el momento. Ya sabes el dicho popular: “más vale ponerse una vez rojo que cien colorado”.

-“Esto es una oferta atractiva”: elogias, y depués explicas que estás centrando tu energía en otros asuntos y que te ves obligado a negarte ante tan interesante proyecto. Eso sí, no des explicaciones sobre que “otros asuntos” estás volcado, no tienes por qué.

– “Yo le aprecio mucho”: alaba a tu interlocutor y fortalece la relación. Depués plantea tu negativa con las siguientes palabras: “con la persona con la que preferiría hacerlo es con usted; pero esta vez tengo que declinar su petición”.

– “Algo así no lo hago por principio“: las personas encajamos mejor que nos rechacen si saben que no lo hacemos contra su persona, si no por una cuestión de principios. Ejemplo: “por principio no compro nada cuando llaman a la puerta”.

– “Lo siento realmente por usted”: esta excusa es perfecta cuando se nos piden las cosas indirectamente. Por ejemplo: “a nosotros en realidad nos encantaría acudir con toda la familia, pero los hoteles son tan caros…” No interpretes las intenciones del otro, y te sientas en la obligación de acogerlos en su casa. “Vaya, cuanto lo siento” es un “no” perfecto para estas situaciones.

– “En este momento me viene mal“: lo único que logra es un aplazamiento, pero satisface a algún interlocutor.

– “Hummm… no” o “esto… no”: al fin y al cabo, es el mejor método. Eso sí, siempre sé amable y honesto.

Los beneficios de negarse

Algunas de las cosas buenas que obtendremos si decimos que no (cuando realmente queremos) ya las hemos ido desgranando a lo largo de estos dos artículos como tener más tiempo y poder volcarte en tus prioridades. Alberto Pena, en su blog Think Wasabi enumera dos beneficios más que son muy interesantes:

1. Hacer las cosas y vivir más conscientemente: sentirás que eres tú el que elije lo que hacer y no los demás.

2. Experimentar sensación de libertad y control: relacionado con lo anterior, ahora eres tú el que maneja la situación y no al revés.

Cuando aceptamos algo, estamos negando otra cosa

Por último, pero no por ello menos importante, cabe descatar un aspecto que subraya José Miguel Bolívar en su blog Óptima Infinito : cuando decimos “sí” a algo estamos diciendo “no” a otra cosa. Parece una perogrullada, pero conviene pensar un pelín sobre ello.

Se trata de que cuando aceptamos algo, automaticamente estamos dejando de hacer otra cosa que igual nos convenía más. Bolívar pone un ejemplo: si ajustamos nuestro presupuesto para comprar un cochazo, puede que estemos dejando de dar la entrada de una casa que necesitamos más.

Por tanto, es más importante de lo que parece valorar bien las cosas antes de lanzarnos a decir “sí” (o “no”) a lo loco.

Te animo a que pruebes poco a poco a pronunciar “no” de vez en cuando y me cuentes en los comentarios qué has sentido. (O no, no me lo cuentes, haz lo que quieras, ¡no pienses que trato de manipularte! 😉

Anuncios

Un pensamiento en “Secretos para decir “no” – Parte II

  1. Pingback: Secretos para decir “no” – Parte I | Sencillo es mejor

Siéntete libre de decir lo que quieras...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s